viernes, 21 de marzo de 2014

¡CALMA, OTOÑO, CALMA!

Sí: ya sabemos que sos bello, temperamental, dorado, caprichoso.

Pero... ¡no exageres! Esta madrugada, tiraste las puertas abajo, las ventanas, nos empapaste, y ahora... tan soleado.

Te queremos, Otoño, te queremos.




Y, además, traés de la mano a la POESÍA.